Según un estudio de la Universidad de Tel Aviv, si ingerimos chocolate durante las primeras horas del día perderemos peso con más facilidad, además de reducir la ansiedad durante el resto del día.

Los científicos afirman que comer una porción de tarta de chocolate, galletas o cualquier dulce que nos apetezca a primera hora de la mañana controla los niveles de grelina, la hormona responsable del hambre voraz, de manera que, los alimentos dulces ayudan a suprimir la ansiedad y evitar los atracones de comida.

“El desayuno es la comida que más eficientemente controla los niveles de grelina, la hormona responsable del hambre voraz, de manera que al suprimir por completo los alimentos dulces lo único que conseguimos es incrementar los deseos de consumirlos, explicó Daniela Jakubowicz, la directora de la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here