Turín, Italia.- Nueve años después de levantar la Copa Mundial de la FIFA en el Olympiastadion, el capitán de la Juventus regresa a dicho escenario para jugar la final de la UEFA Champions League.

Cuando Gianluigi Buffon debutó con el Parma FC en 1995, el portero que será su rival en la otra portería en la final de la UEFA Champions League el sábado, Marc-André ter Stegen, tenía 18 meses.

Ahora, con 37 años, Buffon regresa al escenario de su mayor triunfo, el Olympiastadion de Berlín, donde ayudó a Italia a ganar la final de la Copa Mundial de la FIFA contra Francia. Ese mismo año, optó por seguir en la Juventus a pesar de que había sido descendida por motivos extradeportivos y ahora, en su temporada número 14 en el club, quiere conseguir con el equipo italiano su primer título europeo cuando se enfrente al FC Barcelona.

Antes de viajar a Berlín, Buffon habló con UEFA.com sobre lo que significa esta final para él, sobre lo que han logrado Massimiliano Allegri y Carlos Tévez en Turín, y por qué siente que las opciones de la Juventus de lograr una victoria están a un 35 por ciento.

Batir al Real Madrid CF para alcanzar la final…

Solo sentía una gran felicidad que he experimentado un par de veces, porque cuando no eres el equipo favorito o el más fuerte y logras pasar la siguiente ronda, todo es muy gratificante.

De regreso al Olympiastadion…

Voy a ir a Berlín después de nueve años. Y tengo curiosidad por ver si las sensaciones y los sentimientos son los mismos. Pero no creo que haya grandes diferencias respecto hace nueve años.

Sobre Allegri…

Lo que más me ha impresionado ha sido su inteligencia en cuanto al manejo de la plantilla y al hecho de mejorar nuestra calidad técnica, además de nuestra mentalidad y moral de todo el equipo y de cada jugador. De esta manera creo que se ha integrado bien. Pienso que en ese sentido ha sido muy inteligente y lo ha hecho muy bien.

Además, sus conocimientos tácticos son excepcionales, y después de jugar durante unos años con un determinado sistema, ha conseguido darnos alternativas y que aún seamos mejores. Aun así, no ha intentado cambiar completamente nuestra forma de jugar, ya que en algunas ocasiones o partidos hemos vuelto a nuestro origen. Por lo tanto, creo que este es su mayor logro. No ha tratado de llegar a un club y cambiar todo. Para realizar los cambios ha ido paso a paso basándose en nuestras necesidades y dependiendo de las situaciones.

Sobre el Barcelona…

Contra el Real Madrid teníamos un 35 por ciento de posibilidades de pasar, así que supongo que la posibilidad de ganar el trofeo ahora contra el Barcelona son menores. Somos conscientes de ello y no lo podemos negar, porque es tan evidente. Sin duda tenemos un gran respeto por los jugadores del Barcelona, por lo que han logrado y por los futbolistas que tienen. Pero como ya he dicho sobre el Real Madrid, tenemos nuestras pocas armas para competir y para tratar de hacer cosas que se lo ponga difícil a ellos. Vamos a jugar basándonos en esto.

Lo que significa la final para él…

Para mí, personalmente, es un gran objetivo. Es un gran objetivo porque mi carrera ha sido larga, y obviamente, durante todos esos años, he vivido momentos complicados y he tenido que tomar decisiones difíciles. He tomado decisiones basadas en mis sentimientos y basadas en mi manera de vivir. Y tengo que decir que después de nueve o diez años, algunos de los cuales han sido realmente difíciles, el venir aquí de nuevo y con todo el equipo, todo el staff técnico, todo el club y todos nuestros aficionados, es simplemente algo grande y algo realmente gratificante.

Sobre Carlos Tévez…

Carlos es un jugador que no conocía y del que no sabía mucho antes. Pero estos dos últimos años ha sido realmente una sorpresa increíble porque se las arregló para integrarse de manera inmediata en el equipo y se adaptó con rapidez a nuestra manera de trabajar y de entrenamiento. Esto es totalmente diferente al fútbol inglés y también a la mentalidad argentina. Era algo que tenía que afrontar, pero inmediatamente comenzó a trabajar duro para tratar de entender lo que se le pedía.

Ahora sabe perfectamente lo que tiene que hacer para ayudar al equipo y para ayudar a sus compañeros de equipo también. Entiende en todo momento en un partido lo que tiene que hacer para ayudar, cuando tiene que hacer un esfuerzo extra, cuando no debe de hacer una falta o cuando debe de mantener el balón en su poder. Es un gran trabajador y un gran hombre. Es muy contento de jugar con él y de haberme encontrado con él.

Por Paolo Menicucci

Fuente: UEFA.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here