Sotuta, Yucatán.- La ceiba es el árbol sagrado de los mayas por lo que en el municipio de Sotuta se realizó una ceremonia de bendición en presencia de la alcaldesa de este Municipio, Geny Otilia Blanco Gómez, el sacerdote y maestro de enseñanza tradicional Maya, j´kíin, Tiburcio Can May y habitantes de la localidad.

Habitantes de dicho municipio encabezados por el sacerdote Tiburcio Can, mostraron su respeto hacia este árbol sagrado al inaugurar un parque frente a una Ceiba que cumplió cien años de edad, con lo que se resalta la importancia de dignificar lo que aún hoy es un símbolo de convivencia entre la naturaleza y los seres humanos.

Can May  realizó una ceremonia de bendición hacia este sagrado Yaxché en la que participaron decenas de habitantes de Sotuta,  dijo que desde la antigüedad la ceiba ha sido el lugar en donde los abuelos se sientan a platicar con las personas, y ahí en donde se genera el diálogo, la enseñanza, la convivencia, el respeto y la tolerancia: “por eso para nosotros los mayas es tan importante”.

El nuevo parque que se construyó para resaltar a este árbol sagrado fue bautizado por la propia Alcaldesa como ‘parque de los enamorados’, luego de preguntarles acerca de cuál sería el nombre más apropiado para este sitio en donde se fomentan las relaciones personales, por lo que todos coincidieron en que dicha frase es apropiada debido a que al estar cerca de una ceiba tan antigua como esta: “cualquiera se puede enamorar de la naturaleza”, remarcó.

Al evento acudieron también representantes y maestros de las Misiones Culturales de la Secretaría de Educación, para participar con diversas presentaciones tradicionales artísticas que forman parte de los talleres que ellos brindan con la finalidad de generar aprendizaje en las diferentes comunidades, según explicó la maestra de Educación Básica para Adultos, Evangelina Medina Padilla.

Por Elena Martin López

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here