Ante la falta de semáforos, las intersecciones del distribuidor vial La Pigua se han convertido en una zona muy peligrosa y ya se han suscitado más de 15 accidentes automovilísticos, por lo que automovilistas hacen un llamado a las autoridades para que den solución al problema.

La ampliación de la avenida Industria Nacional y la construcción del distribuidor vial en su entronque con el circuito interior (periférico) Carlos Pellicer Cámara y la avenida Universidad, tuvo como objetivo principal ser una solución para los constantes congestionamientos en esa zona de la ciudad, ya que al ser un área urbana de tipo industrial, comercial y educativo, se formaban largas filas de automóviles.

Con un costo de mil 026.5 millones de pesos, la ampliación en 1.7 kilómetros del Boulevard Industria Nacional Mexicana comprendió una sección transversal de 33 metros para alojar ocho carriles de circulación de 3.5 metros cada uno, que incluye la construcción de un PSV de 400 metros, un puente de 152 metros sobre el río Carrizal y un distribuidor vial de desarrollo de ramales a desnivel, incluyendo dos estructuras y sus accesos.

La obra fue entregada en 2016 con excelentes resultados; sin embargo, desde hace un año los semáforos dejaron de funcionar y ha ocasionado que diariamente se registren percances y choques, decenas de ellos de gravedad.

SIN PRESUPUESTO PARA REPARACIÓN

En un recorrido realizado por Novedades de Tabasco por la zona se observó que durante el día, elementos de Tránsito intentan ordenar el flujo vehicular, algo que en las llamadas ‘horas pico’ es prácticamente imposible.

La razón por la cual el sistema de semáforos no funciona es porque vándalos se robaron el cableado, presuntamente para vender el cobre en las chatarreras. En total son seis semáforos y se necesitan alrededor de 100 mil pesos por cada uno para repararlos, sostuvo hace algunos meses el exdirector de la Policía Estatal de Caminos (PEC), Armando Chávez Rivera.

En la zona existe un aforo vehicular de más de 45 mil vehículos diarios, y el problema se origina con los vehículos que transitan por el circuito interior Carlos Pellicer Cámara y desean atravesar la intersección o incorporase a avenida Universidad.

El elemento de Tránsito del Estado, José Francisco Méndez Luna, señaló que todos los días trabajan en desalojar el aforo y prevenir el desorden debido a la falta de los semáforos, sin embargo, en las noches, el distribuidor vial se queda sin agentes y es cuando, a pesar de que disminuye la carga vehicular, ocurren los accidentes.

SATURADO

45 MIL vehículos diarios, el aforo

semáforos no funcionan

100 MIL pesos cuesta reparar cada uno

CRUCES PELIGROSOS

1. Periférico a Avenida Universidad / Avenida Universidad a Puente La Pigua

2. Periférico a Periférico / Avenida Universidad a Puente La Pigua

3. Periférico a Periférico / Avenida Universidad a Periférico

4. Periférico a Avenida Universidad / Avenida Universidad a Periférico

Durante el día, elementos de Tránsito intentan ordenar el flujo vehicular, pero en la noche no hay agentes y es cuando se generan los accidentes

Además de las pérdidas materiales que ocasionan los choques, las banquetas y jardineras también pagan las consecuencias

El recuento de los daños que ocasiona la falta de los señalamientos electrónicos se aprecia todos los días en este cruce

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here