La nueva refinería que se construirá en México, en Dos Bocas, Tabasco, requerirá más de los 3 años que aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador para que esté lista, consideraron expertos.

«Normalmente una obra de este tipo necesita tres años de preparación y licitación, y tres años de construcción, pero este año no es de construcción.

«La experiencia internacional (revela) que las empresas que quieren construir refinerías siempre subestiman costos y tiempos», refirió David Shields, experto del sector energético.

Luis Miguel Labardini, especialista del sector, coincidió en que los proyectos de refinación de esta magnitud en general requieren más tiempo, ya que, señaló, tan sólo en los primeros meses se tiene que trabajar sobre el diseño y planeación integral.

«Se necesita mucha planeación para que un proyecto así sea viable económicamente, y que al mismo tiempo genere utilidades», refirió.

Ayer fueron revelados los nombres de las cuatro compañías que irán por la supervisión del proyecto de la nueva refinería.

Se trata del consorcio estadounidense-italiano, Bechtel-Techint; el consorcio australiano-estadounidense WorleyParsons-Jacobs; así como la francesa Technip y la estadounidense KBR, las cuales cuentan con alta experiencia en el desarrollo de este tipo de obras en todo el mundo.

Ayer, en la celebración del 81 Aniversario de la Expropiación Petrolera, fueron entregadas las invitaciones a las empresas para participar en el proyecto, cuya construcción iniciará a finales de año y tendrá una capacidad de 340 mil barriles diarios.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here