Jorge Alberto Canul Góngora sufrió hoy grave accidente en su motocicleta, aunque vive para contarlo gracias al uso adecuado de su casco protector.

A bordo de su motocicleta marca Hércules de 150 cc., con placas 1HHH7, Canul Góngora, quien trabaja como diligenciero, transitaba de sur a norte sobre la calle 60 y al llegar a la 59 intentó rebasar por la derecha a una “combi” de pasajeros, pero la moto derrapó y él salió proyectado sobre su costado derecho, golpeándose en el piso fuertemente la cabeza, que sin embargo resultó ilesa gracias a su casco.

Avisados por el personal de vialidad, los agentes paramédicos de la Policía Municipal de Mérida acudieron en minutos al lugar del siniestro y atendieron al motociclista, a quien le comentaron que definitivamente su casco de tipo “integral” le salvó la vida, pues la cubierta del mismo quedó destrozada y en la punta del chaflán de la acera donde golpeó la cabeza quedaron pegados fragmentos del mismo.

Canul Góngora manifestó su sorpresa por no haber resultado con lesiones más graves, pues a pesar de lo aparatoso del accidente sólo sufrió raspones en cadera y hombro, además del susto.

“Es la tercera vez que el casco me salva la vida, pues ya he sufrido otros dos accidentes. Por eso recomiendo a quienes manejan moto que se lo pongan y se lo ‘amarren’” agregó.

De acuerdo con estadísticas proporcionadas por el responsable de Ingeniería Vial de la Policía Municipal, René Flores Ayora, el uso correcto del casco disminuye en  72% el riesgo y la gravedad de los traumatismos craneales, y, si se tiene abrochado de forma correcta, reduce hasta 39% la probabilidad de muerte, dependiendo de la velocidad al conducir.

“El uso del casco adecuado adecuado y colocado de manera correcta salva vidas”, remató el experto en vialidad.

calle 60 x 59 5 calle 60 x 59 4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here