Con los acordes de la canción “La vida no vale nada” del cantautor José Alfredo Jiménez, la delegada de Educación de la Provincia del Norte Padre Enrique de Ossó hermana Guadalupe Flores Ibarra, informó que el Instituto Jassá de León, Guanajuato, será la sede de la XIII edición de los juegos Interteresianos 2018.

El anuncio fue hecho en el marco de la clausura de la XII edición, que se realizó en el Gimnasio Polifuncional, donde se entregaron reconocimientos, entre ellos el premio “San Enrique de Ossó”, y se dio a conocer el nombre del colegio que resultó campeón en esta ocasión, ante los asistentes que celebraron estar en tierras yucatecas.

El acto, que tardó alrededor de 60 minutos, estuvo encabezado por la directora del plantel anfitrión, Ileana Lizama Ramírez, quien se encargó de agradecer a los personas que participaron en la realización de esta justa, pues “todos son importantes y cada uno puso su granito de arena para hacer de este evento algo inolvidable”.

En un video en el que se mostró la tabla de posiciones finales de estos juegos se situó al colegio Teresiano de Mérida Enrique de Ossó como el campeón del certamen con 41 medallas de oro, 42 de plata y 39 de bronce.

El segundo sitio fue para América de Puebla con 18 preseas doradas, 15 de plata y 16 de bronce, para un total de 49, mientras que el tercer lugar se lo agenció el Instituto Jassá de León, Guanajuato, con 12 metales dorados, cinco de plata y cinco de bronce, para un total de 22.

“La amistad supera cualquier distancia”, fue la frase con la que cerró el video, en el que además se revivieron los momentos más importantes de la justa.

La hermana Guadalupe Flores Ibarra también fue la encargada de anunciar que el colegio América de Puebla ganó el premio “San Enrique de Ossó”, el más importante de la competencia y que congrega todos los valores que se esperan del alumno teresiano.

Las estudiantes Camila Rojas y Elisa Mier recibieron el trofeo con el que dieron la “vuelta olímpica” y a quienes se les unieron Fernanda Cuestas y Jéssica Silva.

Por otra parte, el presidente de la mesa directiva, Rusell Arcila Novelo, informó que el galardón “Green play” en esta ocasión iría para todas las delegaciones, pues trabajaron para dejar en perfectas condiciones el estadio “General Salvador Alvarado” que este día cumplió 77 años.

En su turno, la vicaria de la Provincia del Sur Santa María de Guadalupe, hermana María González Casas, agradeció la hospitalidad de la escuela anfitriona y recalcó que para la institución teresiana es más gratificante dar que recibir.

Asimismo, recordó que 2014 en Lagos de Moreno, Jalisco, se anunció que la sede de 2016 sería Mérida. “Gracias por recibirnos en ésta su casa. Quedó de manifiesto que el yucateco sabe dar y compartir”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here