Los peatones que caminen por la plaza Vallero de Jerusalén pueden hacer una pausa bajo estas gigantes flores que se abren con la presencia de personas. Instaladas en 2014 por HQ Architects y llamadas “Warde”, estas flores de 9 x 9 metros “florecen” cuando alguien se acerca o cuando va a llegar el tranvía, embelleciendo una parte de la ciudad bastante deprimida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here