Existen veces que nuestro cuerpo sude más de lo normal, pero en algunos casos el olor axilar puede ser muy penetrante, varias pueden ser las causas.

La más frecuente es la falta de aseo, aunque eso sí, hay personas que a pesar de bañarse mantienen un olor desagradable, para evitarlo es necesario revisar el lavado de la zona, pues es recomendable levante el brazo estirando bien la piel axilar para evitar que entre los pliegues se queden restos de desodorante o sudor.

El lavado debe hacerse con un jabón neutro y varias veces, pero si el olor persiste entonces podría tratarse de un problema bacterial, para ello se recomienda visitar al dermatólogo.

Fuente: salud180.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here