Será a partir del 5 de agosto que se hará obligatoria esta función de transparencia para publicidad electoral y política. Se identificará con una etiqueta quién la pagó, la inversión aproximada y las personas a las que fue dirigida.

De acuerdo a Marcos Tourinho, líder del equipo de elecciones para América Latina en Facebook, señaló que los anuncios políticos se almacenarán por un periodo de siete años en un archivo público para que puedan ser revisados por quien desee. Asimismo, se publicarán los reportes periódicamente; el primero se espera cuatro semanas después de que inicie la herramienta.

Si los anuncios no fueron originados por un usuario autorizado y localizado dentro del país podrán ser suspendidos.

Por el momento no hay límite de gastos por parte de la plataforma, aunque trabajarán con las autoridades para ver si hay que poner límites por alguna veda electoral o regla de gastos de campaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here