Un árbol de 10 toneladas con 45.000 luces LED instaladas en unas cinco millas de cable se encendió en medio de la lluvia en el tradicional acto que marca el inicio de la Navidad, en el Rockefeller Center de la ciudad de Nueva York.

La ceremonia – retransmitida para todo el país por la televisora NBC el miércoles en la noche – incluyó actuaciones de Sting, Mary J. Blige, Andrea Bocelli y James Taylor. Miles de personas siguieron de cerca el espectáculo.

La celebración se produjo en medio de fuertes medidas de seguridad, entre ellas la prohibición de llevar paraguas. Las mochilas estuvieron también prohibidas.

Las calles que rodean la plaza Rockefeller estaban cerradas y los espectadores se colocaron tras barreras policiales. El comisario de la policía de Nueva York, Bill Bratton, dijo que no se había reportado ninguna amenaza creíble.

El tradicional encendido del árbol navideño se remonta a 1931. El ejemplar de este año procede de Gardiner, en Nueva York. Tras las fiestas se convertirá en leña para Habitat for Humanity.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here