“La plaga de moscos que vivió en días pasados la ciudad de Mérida, en su mayoría fueron del tipo Ochlerotatus taeniorhynchus, que esta muy asociado en los periodos de ciclones o huracanes, porque utiliza mucho los movimientos del viento para acercarse a su comida que en este caso somos nosotros”, indicó el doctor Julián E. García Rejón, entomólogo médico del Centro de Investigaciones Regionales Hideyo Noguchi de la UADY.
El entrevistado señaló que por lo general es un mosquito que se encuentra en la ciénaga, zonas de charcas temporales y en las sascaberas, que en Yucatán son lugares que se utilizan para obtener el polvo de piedra, para la construcción o para la actividad artesanal, como por ejemplo la zona de la comisaría de Dzityá, que es una zona sascabera.
“Nosotros estamos a 8 metros sobre el nivel del mar y mientras más nos acercamos al manto friático, la tierra tiene cierta salinidad o alcalinidad y este mosquito a diferencia del Aedes aegypti, prefiere anidar en lugares donde hay lodo con salinidad, donde lo hace por millones; no es un mosquito de floreros”, dijo.
Expresó que fisicamente se parece mucho al Aedes aegypti, por las marchitas en las patas pero no transmite dengue ni chikungunya, aunque puede transmitir otras enfermedades.
“Todos los vectores o mosquitos pueden llegar a trasmitir varias enfermedades, en este caso el Ochlerotatus transmite el virus de dirofilaria immitis, que la padecen los perros, y en algunas zonas de Centroamérica propaga el vector de encefalitis centroamericana y de un virus “de los manglares”, que no los tenemos aquí”, expresó.
Añadió que es un mosquito que se distribuye por todas las cosas de América, que en Yucatán sólo causa molestias cuando los vientos huracanados los alejan de sus criaderos que están en las zonas de charcas temporales inundables y d sascaberas, que están en la periferia de la ciudad de Mérida, y que viven más atrás pero no se ven, porque es el monte, que es ahí donde normalmente se reproducen, viven y mueren, pero que en época de los huracanes se acercan y son atraídos por la comida, que son los humanos.
“Si vamos a esas zonas los veríamos en la cantidad que se presentaron en la ciudad, pero como no estamos ahí no nos damos cuenta, el suceso de hace unos días fue una cuestión oportuna, fue un brote masivo porque tuvieron una oportunidad de llegar a la ciudad, por el aire y al quedarse aquí tienen que buscar que comer”, señaló.
García Rejón comentó que este mosquito no tiene nada de resistencia a los insecticidas, porque normalmente no tiene contacto con estos, no está acostumbrados, por se pudo observar en está ocasión,  a través de las redes sociales, como caían en cantidades, porque no son una plaga urbana, viven en el monte y ahí no se fumiga.
“Por eso con la fumigación se murieron todos y se acabó el problema, pero esto no significa que no haya otras posibilidades de que regresen, porque se reproducen millones”, dijo.
DENGUE Y CHIKUNGUNYA
Indicó que con el termino de las lluvias disminuirá la proliferación del mosco transmisor de dengue y chikungunya, pero que no va a desaparecer, sólo disminuirá la cantidad de casos, pero que se mantendrá la transmisión.
“Cuando hay un factor como la lluvia, que aumenta los niveles de criaderos, hay un aumento de casos, por la cantidad de mosquitos. Los mosquitos no desaparecen sólo disminuyen en cantidad por eso son casi imperceptibles, pero siguen manteniéndose”, dijo.
ZIKA
Explicó que hay un virus, trasmitido por el mismo vector, que esta circulando en Sudamerica que se llama virus zika que es africano.
“Los virus que están circulando provienen de ese continente, porque ahí hay mayor vegetación, mayor conservación, cantidad de animales, y que normalmente entre los ciclos de los arboviruso o virus transmitidos por artropodos se por la cantidad de animales, y cuando entra el hombre como nunca le ha dado lo padece de forma muy severa”, indicó.
Señaló el investigador que actualmente se da mucho la transportación de los virus por la facilidad de que una persona puede viajar a cualquier parte del mundo, “la comunicación es muy rápida y a veces podemos estar enfermos y no darnos cuenta y cuando llegamos al país de visita o residencia, se desarrolla la enfermedad y al estar presente los mosquitos se forma el ciclo”.
“Los moscos son el eslabón de transmisión de cualquier virus; cuándo va a llegar ese virus? no lo sabemos, por lo pronto ya hay casos reportados en Colombia y antes sólo era en Brasil, y como se observa si hay un movimiento”, comentó.
Reconoció el doctor Julián que los síntomas son muy parecidos, casi idéntico al dengue y chikungunya, ,con la excepción de que da una cierta conjuntivitis no bacteriana, ósea no le salen las lagañas, y que de la misma forma todos somos susceptibles, porque no nos ha dado, no ha habido una presencia de estos mosquitos en nuestro país.
EPIDEMIA
Explicó que el termino epidemia tiene que ver cuando se habla de los casos que ya han habido anteriormente, ósea que se ha dado en mucho más de la cantidad de casos en un pueblo.
“Como nosotros no tuvimos el año pasado casos de chikungunya, no podemos mencionar el termino de epidemia como se está manejando en algunos medios, porque no tenemos casos previos y decir comparado a qué, por ejemplo si el año pasado tuvimos 200 casos y este 400, entonces si podríamos decir que se tuvo una epidemia, porque ya tuvimos un punto de comparación, pero hasta el momento no lo es”, señaló.
Comentó que ha observado que son las personas mayores, sobre todo mujeres, las que padecen más los síntomas del chikungunya, pero que más probable es porque las señoras  van al doctor, “los hombres somos más renuentes a ir al médico, Las mujeres están más pendientes de su salud porque son las que están preocupadas en la atención de sus hijos y de su casa, lo que al estar enfermas se los impediría”.
“Habría que ver si a estas mujeres, que más les ha afectado la enfermdad,  son las que se dedican a la atención de su casa, porque al estar más tiempo en el hogar, que es donde vive el mosquito, pues tiene más posibilidades de enfermarse; no sabemos y lo que tenemos que analizar, porque toda esta información que se de va a ayudar a prevenir muchas cosas”, dijo.
Reconoció el doctor que esta temporada de lluvia ha sido muy difícil, muy atípica, porque hubo extrema sequía, y cuando llovía lo hacia muy fuerte, y que hay lugares con mucha sequía y otras inundaciones.
“En esta época del año mucha gente perdió sus cosechas porque no llovió al tiempo adecuado, lo que significa que está afectando el cambio climático, se están construyendo más casas, hay más deforestación, todo ese cambio que le estamos haciendo al ecosistema tiene que tener repercusión”, señaló.
Por eso dijo, vemos estos fenómenos de los mosquitos, porque estos salen por lo general cuando hay una situación de estrés ambiental, cuando hay mucho calor, mucha lluvia, es cuando ellos aprovechan, porque son más oportunistas que el Aedes aegypti y tratan de colonizar si encuentran donde vivir.
“En la época de ciclones, los aires vienen en remolinos, al no pesar nada los mosquitos, los acercan a la ciudad, por ejemplo otro moscos el Psorophara ferox que son de tamaño mucho más grandes, se encuentran más en las comisarías, en los ranchos, con el aire se acercan a la ciudad, y son tan grandes que pueden traspasar la ropa, se alimentan de vacas, de caballos, de animales de piel más gruesa, por eso llegan y tienen hambre y pican, pero no están acostumbrados a que la gente los mate, sólo saben defenderse de  los animales de que se alimentan”, expresó.
Señaló que están presentes por lo general, pero que no nos damos cuenta, porque permanecen fuera de las casas, no están acostumbrados a la gente, a diferencia del Aedes, pero que si llegan a alarmar cuando su presencia es en esa cantidad.
«En teoría, en la Península ya estamos cerrando la época de los huracanes y los ciclones, pero hay factores climáticos, como el fenómeno del niño, que este año ha sido diferente, lo que hace que haya cambios en todo el mundo y por eso se da la presencia de virus que no habían en nuestro continente y al final de cuentas todos buscan la oportunidad de seguir existiendo”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here