“La asociación de Médicos Católicos de Yucatán y la Organización Caballeros de Colón llevarán a cabo la mesa panel sobre Reflexiones Eticas sobre la Ley de Voluntades Anticipadas, el 5 de noviembre de 2015, a las 20 horas, en el anexo de la Parroquia de Cristo Resucitado, que se ubica en la Avenida 5 No. 111 del fraccionamiento Montecristo”, informó Víctor Armando Pinto Brito, presidente de la Asociación de Médicos Católicos de Yucatán.
Los participantes a la mesa panel son el doctor Eduardo Espinosa Y Macin, medico cirujano, egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, especialista en medicina general y  subcomisionado de la Comisión de Arbitrario Médico de Yucatán, con diplomado en bioética y bioderechos de la Facultad de Derecho de la UADY y por la Clínica InSalud de Buenos Aires, Argentina, y Marco Veras Vadias, licenciado en Derecho por la UADY, canciller secretario de la organización Caballeros de Colón y vocero de la plataforma Unión por la Familia de Yucatán.
Por su parte, el doctor Eduardo Espinosa señaló que la constatado muchas situaciones críticas en los pacientes que se ven sometidos a diversos tratamientos que a veces no son necesarios para el problema del enfermo, y que esto se ha ido incrementado a medida que la tecnología ha avanzado, lo que ha permitido que la expectativa de vida de los humanos sea mucho mayor que hace 50 años.
“La ciencia y tecnología se aplica e incrementa una vida que está sufriendo,  hay muchos ejemplos que pasan al paciente de mejores condiciones clínicas de momento pero que al mismo tiempo le generan mayor sufrimientos”, dijo.
Explicó que se ha manejado en Estados Unidos y en México, específicamente en las universidades, el termino “futilidad médica”, lo que significa que estadísticamente un procedimiento médico o quirúrgico que no rebasa más del uno por ciento de éxito no debe de aplicarse dede el punto de vista ético.
“De cien enfermos que se les hace un determinado procedimiento o se les aplica algún medicamento, menos del uno por cieno sobrevive en buenas condiciones; esto de futilidad médica tiene que ser utilizado en su exacta dimensión, para que no se aplique en enfermos y se les haga sufrir, para que al final de cuentas fallezca en profundo dolor”, dijo.
Señaló que hay una serie de información que el cuerpo humano presenta que significa angustia, ansiedad, que son psíquica y fiscalmente sufrientes, como son la falta de aire, los estados nauseosos severos, que no se revierten con medicamento alguno, como los dolores en la columna vertebral, y que al final de cuentas el paciente fallece.
“A nivel internacional y México no está exento de ello, se han ido estableciendo declarativas anticipadas, que significa que una persona sin coerción alguna, con todas las capacidades se tenga la facultad de decidir que es lo que se quiere con su vida, el cuerpo, en estado físico y psíquico, cuando uno se encuentre en condiciones terminales o condiciones irreversibles que lleven a la muerte, en medio de menos dolores y sufrimientos”, explicó.
Señaló el doctor que estas declarativas tienen como propósito decirle a los profesionales de la salud y eximirlos de la responsabilidad de todo tipo, para que en lugar de seguir con tratamientos futiles medicamente, pasen al cambio de tratamientos paliativos, que son los que dan confort al paciente terminal o en fase terminal.
“Este confort permite que haya higiene en el paciente, que no tenga dolor, que respire lo mejor posible, que se encuentre hidratado y nutrido, pero suspendiendo los tratamientos agresivos como las intervenciones quirúrgicas, disecciones en las venas del pueblo, entubaciones a respiradores artificiales, a procedimientos de alta tecnología que no van a llevar a nada”, señaló.
Eduardo Espinosa indicó que en los cuidados intensivos del país, existe unidades extraordinariamente habilitadas en tecnología, donde se puede tener a un paciente con un respirador, entubado, ventilado, y con medicamentos que se llaman aminas o neuroaminas y que se puede mantener así el paciente en situaciones criticas de vida.
“Que es una vida, que no es que no tenga significación, sino que es un paciente que se mantiene con signos vitales que es diferente a tener vida, desde el punto de vista de conciencia y autoconciencia”, explicó.
Reconoció que en el país, varios estados ya han estado trabajando con esta ley, como en La Ciudad de México, donde se hizo un decreto donde ya están funcionando las declarativas anticipadas o ley de voluntades anticipadas, donde el objetivo principal es que el paciente decida, cuando sea capaz de hacerlo, que quiere que se haga con él al final de la vida.
“Esta ley respeta totalmente la vida, no es una ley que favorezca la muerte o acorte la vida del paciente, está muy clara esta ley que permite la aplicación legal de los cuidados paliativos, que son una necesidad para el paciente y pueda fallecer en las mejoras formas posibles de fallecer, comentó.
El doctor rechazó por completo el concepto de la eutanasia, y la sustituyó por la de ortotanasia, que es la muerte digna pero no provocada, que es una muerte que se da en el momento en que las características de la enfermedad y la naturaleza del paciente lo determina, pero que no es provocado por motivo alguno.
“La eutanasia es un crimen, un asesinato, por la causa que sea, se maneja por piedad, pero es un asesinato, aunque lo decida el paciente, el médico no está obligado a practicar un crimen”, recalcó.
Indicó que las platicas que se llevarán acabo el 5 de noviembre, tienen como objetivo concientizar desde el punto de vista educacional y cultural, para que así como se tiene los seguros de gastos médicos o el seguro de vida, se haga conciencia que hay una ley que permite, en su sano juicio, tomar en cuenta que es lo que se quiere al  final de la vida, y no quedar como un vegetal por meses, con un gasto tanto para el sector público como para el privado ala familia.
“Un paciente en terapia intensiva puede costar hasta 30 mil pesos diarios, la vida no se puede equiparar con el dinero, de ninguna forma, pero este tipo de procedimientos permiten el confort y deja que venga la muerte natural”, dijo.
Por su parte, el abogado Marco Veras Vadias, precisó que se pretende presentar una iniciativa del ley o un proyecto, ante el Congreso del estado, por medio de la ley de participación ciudadana, que regula el plebiscito o referéndum y  la iniciativa popular en Yucatán, para que inspirados en las leyes que ya se aplican en otros estados, se pueda aplicar en el estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here