Los mercados emergentes podrían enfrentar un proceso de ligera, lenta y tortuosa recuperación en 2016 tras los problemas que registraron durante el presente año, con México y Corea del Sur como los mejor colocados.

En el año por iniciar los países ganadores serán probablemente aquellos que tengan éxito en realizar reformas estructurales, en atraer inversión extranjera y en mantener su disciplina fiscal y monetaria, precisó el semanario especializado Barron’s.

La nueva política monetaria estadunidense y el bajo precio de las materias primas permanecen como los principales riesgos para todos los mercador emergentes, añadió.

De Corea del Sur explicó que iniciará el año con un tasa esperada de crecimiento de 3.1 por ciento, gracias a estímulos gubernamentales que han llevado a un rebote de la demanda doméstica tras la caída de sus exportaciones por la baja en la economía de China.

De México indica que ha sido relativamente poco afectado por la baja del crecimiento de la economía de China, ya que alrededor de 80 por ciento de sus exportaciones, la mayoría manufactureras, va hacia el mercado de Estados Unidos.

Agrega que sus expectativas de inflación se mantienen bajas, en el menor nivel en 45 años, gracias al colapso de los precios del petróleo, al bajo crecimiento económico y el mandato creíble de su banco central.

De acuerdo a esta publicación, se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano crezca 2.74 por ciento el año entrante.

Añadió que las positivas perspectivas de México y Corea del Sur se dan en un escenario donde hay signos de que el gasto del consumo en los países importadores de petróleo en los mercados emergentes se acelera.

En los mercados emergentes de Asia, excluida China, se espera que ese gasto se eleve del 3.9 por ciento en la década pasado en promedio, a 4.7 por ciento entre 2015 y 2020.

En contraste, varios países de América Latina tienen poco espacio de maniobra para su política monetaria si el banco de la Reserva Federal estadunidense aumenta el ritmo del aumento de sus tasas de interés en 2016.

Países del área como Brasil tienen fuertes montos de deuda en monedas extranjeras y crecerá el costo de los intereses, mientras el dólar se aprecia por lo que los inversionistas llevarían sus recursos al más seguro, es decir Estados Unidos.

Recordó que Fitch Ratings adelantó que la mayoría de los países de la región latinoamericana verán contracciones en su PIB, impulsada por el mal comportamiento económico de Brasil y Colombia, con problemas para atraer o retener inversión foránea.

De Venezuela indica que podría caer en cesación de pagos si sus ingresos petroleros siguen cayendo por la baja de las cotizaciones del crudo.

Sin embargo, Neril Shearing, jefe de economistas en Capital Economics, afirmó que las vulnerabilidades existen, pero es probable que el crecimiento de los mercados emergentes se recupere en el primer o segundo trimestres de 2016.

Fuente Notimex/fcf Foto: Archivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here