Al menos 50 jubilados y pensionados que de manera irregular cobraban hasta 100 mil pesos mensuales, han sido identificados y turnados a la Secretaría de la Función Pública para obligarlos a devolver los recursos que cobraron de más, reveló el titular del ISSET, Fernando Mayans Canabal.

Aseveró que se trata de casos especiales sobre los que se ha ido avanzando, tarea que, dijo, no ha sido fácil pues apenas este año se comenzó a digitalizar la información del Instituto.

INGRESOS DISPAREJOS
En ese sentido, señaló que hay funcionarios que cobran menos de lo que les corresponde y otros que durante algún tiempo han cobrado montos mayores a los que les permite la Ley, algunos incluso utilizando documentación apócrifa.

«Hemos mandado, tengo entendido que son unas 40 o 50 pensiones que ya pasaron directo a la Función Pública, donde se les va obligar a que regresen lo que compraron demás, así lo mandata la ley y así lo vamos hacer, pues llegaban a cobrar alrededor de 100 mil pesos mensuales», indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here