La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) finalizó la revisión, inspección y verificación de mil 130 minas que operan legalmente en el país.

Como resultado de las acciones a cargo de la Subprocuraduría de Inspección Industrial de la Profepa, se clausuraron 71 centros de operación y extracción, y se aplicaron multas por un total de 44.29 millones de pesos. Las instalaciones clausuradas se ubican en Puebla, Querétaro, Colima, Tabasco, Jalisco, Chiapas, Baja California Sur y Sonora.

Además se impusieron medidas de correctivas a 658 minas en las que se encontraron irregularidades menores que no representaban riesgos inminentes al equilibrio ecológico o al medio ambiente.

En cuanto a las 401 instalaciones mineras restantes, las autoridades no detectaron irregularidades, lo que demuestra que existe un mayor compromiso del sector minero para cumplir con la legislación ambiental.

Con la inspección de las instalaciones mineras establecidas legalmente en México, la Profepa busca prevenir al máximo los impactos ambientales negativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here