Tres veces en torneos cortos (Verano 2002, Clausura 2013 y Apertura 2014), Pumas quedó eliminado en los partidos de liguilla contra el América. En las tres, dicho sea de paso, las Águilas consiguieron el título. Por eso es que David Cabrera, mediocampista de los universitarios, se refiere a este partido como una revancha. La experiencia, según dice, no es la mejor, pero intentarán darle la vuelta.

“Es una revancha. Ahora tenemos la oportunidad de ser nosotros los que pasemos. Tampoco echamos a volar la imaginación, pero queremos ser finalistas. Sabemos que será difícil, que es un rival complicado, sin embargo, nos sentimos preparados”, sostiene.

La situación en este torneo es parecida a la de 2002, cuando Hugo Sánchez era el técnico. En ese entonces, el equipo azul y oro terminó en mejor posición y cerró las semifinales en CU, aunque perdió 1-2 en el juego de vuelta.

“Cualquiera de las dos semifinales pudo ser una final adelantada. Nunca hemos sido favoritos, no nos gusta ese papel. Somos un equipo de perfil bajo y eso nos favorece, porque nos hace sentir fuertes. Entre ambos equipos se vive una gran rivalidad. Ojalá que quede ahí, en el campo, y que se hablen cosas buenas del partido”, agrega.

El triunfo más reciente de Pumas en el Estadio Azteca ocurrió en la fase regular del Apertura 2014, cuando se impusieron 0-1 con gol de Dante López. De eso, ha pasado más de un año.

“La historia no cuenta en estos momentos. Lo importante es ganar. Debemos tener orden, hacer lo que se hizo a lo largo del torneo. Defender y atacar como grupo, jugar por las bandas y ser inteligentes para buscar la ventaja. El gol como visitante en este formato de competencia es fundamental para definir las series directas”, concluyó.

Los felinos entrenarán hoy en el Estadio Olímpico Universitario.

Cierres de altibajos para Vázquez

Como técnico de Pumas y Cruz Azul, los cierres de torneo se han complicado para Guillermo Vázquez. Si bien consiguió el título en el Clausura 2011, sumando apenas una derrota en las últimas fechas, las otras seis veces que llegó a la liguilla no pudo revertir el bajón de su equipo.

En el Apertura 2010, con los universitarios, consiguió un triunfo en los últimos cuatro encuentros y no pasó de las semifinales. Una situación similar ocurrió dos años después, con La Máquina, aunque entonces sólo pudo llegar a los cuartos de final.

El cierre fue mejor para el Clausura 2013, cuando llevó al equipo celeste a la final contra el América. Aquella vez, puso fin a la fase regular con seis victorias consecutivas y tres más en la liguilla, por sólo dos derrotas.

En la temporada siguiente, Cruz Azul fue eliminado en los cuartos de final, con sólo un triunfo en seis partidos, contando los dos de la serie
a ida y vuelta.

Tras su regreso al cuadro de la UNAM, Memo Vázquez logró el pase a la liguilla con tres victorias en siete partidos y quedó fuera en cuartos.

Para este Apertura 2015, los números de Pumas indican un triunfo en los tres partidos recientes. Le quedan los dos contra el América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here