Un grupo de 92 estudiantes de 36 municipios son los beneficiarios del programa de becas que auspicia el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín, con el objetivo de fomentar el arraigo de los futuros profesionales, hijos de campesinos, en la zona rural, emprender nuevos proyectos productivos y profesionalizar el campo yucateco.

En un acto realizado este día en las oficinas del legislador, ubicadas en la colonia Itzimná, Yesy Méndez Aké y Angélica Blanco Chí, de Muxupip y Peto, respectivamente, se convirtieron en las primeras beneficiarias en recibir sus becas de manos de Jorge Carlos Ramírez Granados, hijo del diputado federal, quien no pudo estar presente por sus compromisos de trabajo en la Ciudad de México.

El vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados anunció el programa de becas hace unos meses en una reunión que sostuvo en Oxkutzcab con productores del sur del Estado, quienes le manifestaron su preocupación porque sus hijos no quieren quedarse en el campo y prefieren emigrar a las ciudades en busca de empleo.

La convocatoria fue para 100 estudiantes, hijos de campesinos, que estudien carreras relacionadas con el  campo y tengan un promedio mínimo de 8. Del total de solicitantes, 92 cubrieron los requisitos. La selección de los beneficiarios estuvo a cargo de las propias agrupaciones de productores.

En su mensaje a los beneficiarios del programa, Ramírez Granados explicó que a cambio de la beca económica, de mil pesos mensuales durante el curso escolar, cada joven se compromete a alfabetizar a dos adultos o a asesorar a dos grupos de productores, tomando en cuenta que son estudiantes de carreras agropecuarias.

«Lo que estamos haciendo aquí es sembrar, equivale a cambiar el arado por un tractor, porque ustedes, cuando terminen sus carreras, van a profesionalizar el campo, van a usar sus conocimientos para hacer mejor las cosas y aprovechar mejor las oportunidades», subrayó Ramírez Granados.

El joven les dio las bienvenida y los felicitó a nombre de su papá, el diputado Ramírez Marín, quien, recalcó, tiene una visión muy clara sobre lo que representa el campo y su potencial en el futuro inmediato.

A nombre de los beneficiarios, Edier Díaz Aké, estudiante de ingeniero agrónomo del Instituto Tecnológico de Conkal, calificó de excelente la iniciativa del legislador yucateco y afirmó que representa un buen incentivo para los jóvenes para continuar sus estudios

«El programa de becas no es una propuesta, es ya una realidad y estamos seguros que vendrá a apoyar la tecnificación del campo yucateco. A nombre de todos nosotros, quiero agradecerle al diputado Ramírez Marín por este valioso apoyo», indicó, a su vez, Genny Saraí Can Canché, estudiante de la Universidad Tecnológica del Mayab, con sede en Peto. Fue la primera joven que solicitó la beca.

Otros jóvenes como Diana Laura Méndez Flota y Octavio Pech Alfaro, estudiantes de Biología y Agronomía del Tecnológico de Conkal, afirmaron que la beca será de gran ayuda y agradecieron al diputado Ramírez Marín su interés en apoyar a los hijos de campesinos como una manera de llevar más ciencia y tecnología al campo yucateco.

Ambos se manifestaron dispuestos a emprender proyectos productivos en sus respectivos municipios. La entrega de becas se hizo en el marco de un desayuno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here