Sin duda, tener celular es sumamente indispensable en nuestra vida moderna, y para algunos, los teléfonos inteligentes son mucho más que para hacer llamadas. Pero aunque no lo crean, el uso de estos aparatos está creando un problema del que ni siquiera nos hemos dado cuenta.

De acuerdo con la revista One, el uso excesivo de los teléfonos inteligentes está afectando la postura, la forma de caminar, los reflejos de las personas e incluso la visión.

Dicho estudio se llevó a cabo en 30 voluntarios de universidades de Bath, Inglaterra y Texas, EEUU. En la investigación se apuntó a que las personas que usan celulares al caminar tienden a acortar la longitud de sus pasos.

Además descubrieron que las personas disminuyen el riesgo de tropezarse mientras caminan con el celular, pues los pasos cortos crean un hábito que reduce el riesgo de accidentes, ya que el cerebro al procesar dos actividades al mismo tiempo genera consecuencias en los reflejos innatos.

Lo que sí es importante recalcar, es que este uso también tiene efectos negativos, ya que el mismo artículo incluye que estas personas han adoptado una postura más encorvada, lo que genera malestares de columna y afecta el equilibrio.

Fuente: planetacurioso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here