Hace 73.000 años, el volcán Fogo (en la isla de Cabo Verde) entró en erupción y provocó un megatsunami que superó los doscientos metros de altura. Al menos es lo que se deduce de un trabajo realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia.

La potencia del tsunami fue tan grande que lanzó piedras del tamaño de camiones que llegaron hasta montañas ubicadas a más de 30 millas de distancia. Y otras, de hasta 770 toneladas, cayeron al océano, provocando olas de 244 metros de altura.

Para los especialistas de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol el peligro de un incidente de semejante magnitud todavía existe, sobre todo teniendo en cuenta que este volcán ha dado recientemente señales de volver a estar activo.

Por Sabías.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here