Por Gibrán Ortigoza

Por fin la justicia llegará a Veracruz y Morelos, porque la Secretaria de la Función Pública (SFP) anda tras los pasos de Pablo Héctor Ojeda Cárdenas, principal operador político y financiero del ex gobernador Javier Duarte y quien hoy se protege bajo la figura de Secretario de Gobierno.

Aun cuando la administración de Cuauhtémoc Blanco, mandatario de Morelos es ajena a este escandalo, sin duda le tocará tomar la mejor decisión y quizá separarlo del cargo sea la mejor opción mientras concluye la investigación iniciada por el gobierno federal, quien ya lo trae en la mira y seguro de la cuarta transformación no se escapa.

Se sabe que Ojeda Cárdenas se desempeñó como miembro del Consejo de Administración en el despacho Contreras y Janeiro S.C., así como en Inmobiliara Korzen S.A. de C.V., empresas que habrían sido utilizadas por Juan José Janeiro, prestanombres de Javier Duarte, y quienes en complicidad habrían desviado más de 3 mil millones de pesos.

Hay que recordar que en 2011, Pablo Héctor Ojeda había sido señalado como amigo de Mony de Swan, entonces presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, relación que le habría valido la firma de un contrato, el CFT/CGA/CGCJ/AD/037/11, para prestar servicios de asesoría y consultoría especializada en derecho constitucional y administrativo. Los servicios duraron un mes y por ellos se cobró un millón 229 mil 600 pesos.

De acuerdo con las investigaciones que se tienen sobre el caso de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, Pablo Héctor Ojeda Cárdenas fue parte del consejo de administración de empresas vinculadas a José Juan Jainero Rodríguez, quien figuraba como prestanombres del ex mandatario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here